Viento Zonda

Subsecretaría de Salud septiembre 23, 2014 6:29 pm

Bajo determinadas condiciones atmosféricas, y con mayor frecuencia en el período comprendido entre mayo y noviembre de cada año, suele desarrollarse a sotavento de la Cordillera de los Andes, un fuerte viento, caracterizado por su extrema sequedad y elevada temperatura, que afecta a las regiones situadas al pie de la misma, entre las provincias de Neuquén y Jujuy, siendo sus efectos más visibles en las provincias de Mendoza y San Juan, donde se lo bautizó como Zonda.

Este viento fuerte, calido y seco, (con frecuencia sucio, por llevar polvo en suspensión), pertenece al grupo de los vientos que descienden desde la cresta de altas montañas al valle o el llano, como sucede en otras partes del mundo con características similares, cuando una corriente atmosférica intensa tiene que atravesarlas. Así, en los Alpes Europeos este viento se lo conoce como Foehn o Föhn, en las Montañas Rocallosas de América del Norte lo llaman Chinook, en Sudáfrica el Berg-wind y en Nueva Zelandia Canterbury – northwesterly.

Con mayor frecuencia, el viento Zonda sopla en el llano de tarde (entre las 12 y 18 horas), permaneciendo activo entre 2 y 6 horas, siendo poco frecuentes los eventos de más de 10 horas; de manera intermitente puede perdurar 2 ó 3 días. Al finalizar este período, ingresa una masa de aire frío que puede proceder del sudoeste, sur o sudeste (sudestadas).

Por lo general, el Zonda presenta su mayor intensidad en la alta montaña, que inversamente a lo que sucede en el llano, las horas de mayor frecuencia corresponden a los momentos posteriores a la salida del sol.

zondaEl viento Zonda se produce básicamente por el movimiento noreste de vientos polares sobre el océano Pacífico, el aire húmedo al chocar con el obstáculo geográfico que significa la Cordillera de Los Andes, es empujado hacia arriba, dejando en su trayecto la humedad a barlovento de la montaña, (lado chileno) al condensarse en forma de nubes que precipitan lloviendo, en los niveles inferiores, y nevando en los superiores. Ya en la cumbre cordillerana, este viento frío, ahora con escasa humedad, comienza descender, calentándose a sotavento de la montaña (lado argentino), alcanzando velocidades que superar los 120 Km/h. Una vez en el llano, arrastrará gran cantidad de polvo de suelo, especialmente durante el mes de agosto, cuando promedia el seco invierno cuyano.

Efectos Dañinos del Zonda
Los efectos destructivos del Zonda se deben a su elevada velocidad y escasa humedad en un ambiente cálido.

Los daños materiales provocados por las fuertes ráfagas que tienen lugar durante situaciones de zonda intenso, suelen comprometer seriamente la integridad de las personas, así como la de sus bienes, (vehículos y viviendas), además de la provisión de distintos servicios, por la caída de cables, postes, antenas y arbolado público.

Que hacer ante la presencia de Viento Zonda

  • Cierre puertas y ventanas de su casa para evitar que entre polvo junto al aire seco y caliente del exterior.
  • Cubra con trapos húmedos todas las pequeñas aberturas de puertas y ventanas.
  • En casos extremos, trate de humidificar el ambiente rociando agua o regando pisos.
  • Evite los esfuerzos físicos.
  • Trate de reducir al mínimo su permanencia en el exterior y no se exponga a la radiación solar por mucho tiempo.
  • Evite inhalar el polvo suspendido en el aire y proteja sus ojos.
  • No permanezca en lugares descubiertos, las ráfagas de viento pueden arrastrar chapas, tejas y otros objetos, que son arrojados con fuerza a grandes distancias.
  • Aléjese de árboles, en especial si son grandes y frondosos, de madera frágil.
  • No estacione bajo un árbol y si conduce extreme las precauciones.
  • La sequedad del ambiente aumenta el riesgo de incendios, asegurarse de apagar completamente los fuegos encendidos.
  • Asegúrese de apagar completamente las colillas de cigarrillos antes de arrojarlas.
  • Sea precavido con el manejo de materiales inflamables y elementos que puedan provocar chispas o fuego.
  • No toque alambrados, verjas metálicas, alambres para tender ropa o postes de metal, ya que pueden estar en contacto con cables eléctricos cortados por el viento.
  • Sea prudente al conducir un vehículo en campo abierto, ya que las ráfagas pueden dificultar la conducción.
  • De ser posible postergue sus actividades mientras esté presente el viento zonda sobre superficie.
  • Evite volar, especialmente con aeronaves de pequeño porte. Si lo sorprenden en vuelo las ráfagas, eluda las zonas sotavento de obstáculos orográficos, ya que la turbulencia puede ser severa y generar fuertes corrientes descendentes.
  • Planifique las construcciones en función de la ráfaga máxima estadística para la zona o región.