Manual de Bioseguridad para Establecimientos de Salud – Capítulo 09 Normas y Recomendaciones de Bioseguridad En Área Obstétrica

Subsecretaría de Salud octubre 31, 2014 5:29 pm

CAPITULO IX

Dra. Atorri, Silvia

NORMAS Y RECOMENDACIONES DE BIOSEGURIDAD EN AREA OBSTETRICA

Área Obstétrica es el área destinada a realizar todas las actividades que hacen al parto en su período expulsivo. Se considerará a la misma como una unidad funcionalmente independiente, de circulación restringida y cuyo acceso se asegurará por medio de circulaciones cerradas que no atraviesen otros servicios. Se considerarán comprendidas dentro del área obstétrica: sala de partos, sala de atención inmediata al recién nacido, sala de lavado de instrumental, vestuario del personal, baño, zona de lavamanos y zona de circulación.

El área de parto también podrá ubicarse en forma anexa, inmediata y anterior al área quirúrgica con la que podrá compartir áreas de servicios comunes tales como sala de esterilización, baños y vestuarios.

Cada Sala de Partos está destinada a la atención de una sola mujer.

Cada sala de partos contará con una superficie mínima de quince metros cuadrados y una altura mínima de tres metros. Se debe asegurar una adecuada iluminación. La temperatura debe ser adecuada para evitar enfriamientos de la madre y el neonato (24 a 26 º C). Los demás aspectos del área física lo comparte con el área quirúrugica. (Ver normas de bioseguridad en quirófanos).

El personal al igual que los del área quirúrugica debe tener la vestimenta adecuada que incluye ambo, gorro, barbijo, guantes estériles, gafas y delantal o bata plástica que en caso de cesárea se debe colocar debajo de la bata estéril de cirugía. Las botas o cubre zapatos son para protección del calzado y evitar contactos con fluídos.

Por ser procedimientos de alto riesgo de contacto con sangre u otros fluídos y de salpicaduras el uso de gafas, barbijos y guantes es indispensable.

Al atender el parto vaginal o por cesárea, mantenga el equipo de protección persona hasta tanto no hayan retirado la placenta y la sangre de la piel del niño y el cordón umbilical esté cortado y ligado. Someta la placenta a escurrimiento por gravedad, colóquela luego en bolsa plástica ROJA, rotulándola como “Riesgo Biológico – Material Anatomopatológico”, séllela entregarla al personal que corresponda para su disposición final.

El material quirúrgico se procesará de acuerdo a Normas para el Control de Infecciones en Quirófano (Ver capitulo Esterilizacion.)

Para la Limpieza de Salas de Parto – (Ver Capitulo ‑ Higiene de Espacios Físicos).

Todos los procedimientos Quirúrgicos deben efectuarse en el Quirófano siguiendo las Normas establecidas en este Manual.

Bibliografía:

1. Manual De Bioseguridad. Provincia de Mendoza año 2003.

2. Guía para la atencion del parto normal en maternidades centradas en la familia. Ministerio de Salud de la Nación. 2004

5. Taller y Documento de Consenso SADI-INE “Prevención de Infección del sitio quirúrugico y seguridad del paciente en el pre, intra y postquirúrgico”. 2009.