Enfermedad Virus Ébola

Subsecretaría de Salud septiembre 23, 2014 6:29 pm

Enfermedad del virus del Ébola es una enfermedad grave, a menudo fatal, con una tasa de mortalidad de hasta el 90%. La enfermedad afecta a los humanos y los primates no humanos (monos, gorilas y chimpancés).

Generalmente, los brotes de esta enfermedad comienzan cuando una persona entra en contacto con un animal que tiene Ebola e ingresa la infección dentro de la comunidad, que continuará por contacto de humano a humano.

La infección se produce por contacto de las membranas mucosas o de soluciones de continuidad de la piel con la sangre u otros fluidos corporales o secreciones (heces, orina, saliva, semen) de las personas infectadas. La infección también puede ocurrir si la piel lesionada o las membranas mucosas de una persona sana entra en contacto con los ambientes que se han contaminado con fluidos infecciosos de un paciente con Ebola como ropa sucia, ropa de cama, o agujas usadas.

Los hombres que se han recuperado de la enfermedad aún pueden transmitir el virus a su pareja a través de su semen hasta 7 semanas después de la recuperación. Por esta razón, es importante que los hombres eviten las relaciones sexuales durante al menos 7 semanas después de la recuperación o usen preservativos si tienen relaciones sexuales durante 7 semanas después de la recuperación.

Los síntomas incluyen la aparición súbita de fiebre, debilidad intensa, dolor muscular, dolor de cabeza y dolor de garganta. Puede ser seguido por vómitos, diarrea, sarpullido, alteración renal y hepática, y en algunos casos signos de sangrado.

El período de incubación, o el intervalo de tiempo desde la infección hasta la aparición de los síntomas, es de 2 a 21 días. Los pacientes se vuelven contagiosos una vez que comiencen a mostrar síntomas.

Esta enfermedad NO se contagia durante el período de incubación.
Actualmente no existe un tratamiento específico para curar esta enfermedad. Solo algunos pacientes se pueden recuperan con la atención médica.

Para ayudar a controlar la propagación del virus, las personas que se sospecha o se confirma que tienen la enfermedad deben ser aislados de otros pacientes y utilizar las precauciones de control de infecciones.

No hay una vacuna o medicamento para prevenir la infección por el virus Ébola o la enfermedad.

La única forma de prevenirla en caso de tener que viajar a la región afectada es importante:

  1. Evitar entrar en contacto con fluidos corporales (sangre, sudor, saliva, etc.) de personas o animales infectados.
  2. No manipular objetos cortantes (como agujas) y elementos personales que puedan estar contaminados con ellos.
  3. Lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón.