Ácido Fólico

Subsecretaría de Salud septiembre 26, 2014 3:26 pm

¿Qué es?

El Folato o Ácido fólico es una vitamina necesaria para la producción y mantenimiento de nuevas células. Esto es especialmente importante durante periodos de división y crecimiento celular rápido como en la infancia y el embarazo. La deficiencia de Folato dificulta la síntesis y la división celular, afectando principalmente la médula ósea y el desarrollo del tubo neural del embrión si la madre no le aporta la cantidad de folato necesario desde tres meses previos a la concepción hasta el primer mes de gestación principalmente. Tanto niños como adultos, necesitan Folato para producir células sanguíneas normales y prevenir la anemia.

Si la mujer tiene suficiente ácido fólico en el cuerpo antes de quedar embarazada, esta vitamina contribuye a prevenir defectos en el cierre del tubo neural (anencefalia, encefalocele y espina bífida) y ayuda a prevenir el labio leporino y fisura del paladar del bebé. Si el feto sufre un déficit de ácido fólico durante la gestación también puede padecer anemia megaloblástica, ser prematuro o presentar bajo peso al nacer.

¿Cuáles son los beneficios del ácido fólico?

1)  En la prevención de la Anemia Megaloblástica

La anemia megaloblástica es un trastorno sanguíneo en el cual los glóbulos rojos son más grandes de lo normal. Los glóbulos rojos le suministran oxígeno a los tejidos corporales. La anemia megaloblástica generalmente es causada por deficiencia de ácido fólico o de vitamina B12.

2) En los defectos del cierre del tubo neural

Los defectos del tubo neural constituyen un grupo de malformaciones congénitas causadas por la falta de cierre del mismo. Las dos formas más comunes, Anencefalia y Mielomeningocele, pueden respectivamente causar la muerte en los primeros días de vida, o producir invalidez permanente.

Los defectos del tubo neural constituyen la segunda causa de malformaciones congénitas.

Se ha demostrado a través de evidencia científica, que si la mujer consume ácido fólico en dosis adecuadas durante al menos tres meses antes de la concepción, el riesgo de que un bebé sea afectado por estas malformaciones disminuye hasta en un 75%.

Una vez que la mujer sabe que está embarazada el ácido fólico es importante para la producción de las células de todo el cuerpo, pero dado que el tubo neural se cierra antes del día 28 de embarazo, para ese momento su consumo no es de utilidad para la prevención de estas importantes malformaciones.

La recomendación de suplementación para  las mujeres de edad fértil es  consumir por lo menos 400 microgramos diarios de ácido fólico. Los alimentos fuente de ácido fólico son:

  • Hígado de ternera.
  • Legumbres (lentejas, habas soja).
  • Harina de trigo (fortificada artificialmente) y derivados, cereales integrales y sus derivados.
  • Vegetales de hoja verde (espinacas, coles, lechugas, espárragos).
  • Germen de trigo.
  • Frutas (melón, bananas, naranjas o palta entre otros).
  • Suplementos en comprimidos de ácido fólico.